≡ Menu

Ser coherente con los influencers

Marcaras rotas, es lo que queda de la incoherencia de quienes impulsan una idea en la teoría y la critican en la praxis | Photo Credits: Ricardo Liberato (Flickr) CC https://secure.flickr.com/photos/liberato/473981158

Marcaras rotas, es lo que queda de la incoherencia de quienes impulsan una idea en la teoría y la critican en la praxis | Photo Credits: Ricardo Liberato (Flickr) CC https://secure.flickr.com/photos/liberato/473981158

Resulta contradictorio enseñar marketing de influencia y luego ofenderse por las prácticas de los influencers. Muy contradictorio. Raya la hipocresía. El «vedetismo«, esa necesidad de protestar porque otro hace o tiene o recibe lo que uno no, corresponde a uno de los cuadrantes de Cipolla que mencionaba en la elección del cliente. Y este cuadrante no es -justamente- el de los inteligentes, ni el de los malvados ni siquiera el de los incautos.

Enseñamos a trazar objetivos y es lógico que quienes aprenden, implementen acciones para alcanzarlos. Si un comunicador social resulta popular e influye en el consumo de sus seguidores, advertirá una oportunidad que le hemos enseñado a aprovecharla. Resulta paradójico que enseñemos a usar armas y luego critiquemos su uso. Será el marketing una dulce guerra pero no por ello podemos quedarnos con el adjetivo edulcorado para salir indemnes de causar comportamientos con ciertas bajas colaterales.

Y sí, vuelve Borges con sus ironías sobre la envidia. El Ciego era enorme. Uno, que es pequeño, ya solo siente algo de asco.

Eso sí, sólo un poco.

View all contributions by

Suscríbete al blog

Copyright @2008-2024 Armando Liussi Depaoli