≡ Menu

algunos requerimientos previos a los Protocolos de Estilo para Directivos

 


 

Cuando corregí mi misión hace un tiempo, tenía en mente acercar ésta hacia una clase mas madura -social y digitalmente hablando- de empresario y directivo, con un interés realista en la conversación digital con sus públicos, antes que basado en el ruido o la moda de los Social Media. De ahí que mi lema pasara del «Evangelizar rompiendo cabezas directivas» a «Ayudando a los líderes para hacer el cambio social» (gracias Aine por la versión definitiva de «Helping leaders make the shift to social«). Admito que el primero era agresivo, pero fue espejo de una realidad.

Dejando de lado a los apocalípticos y pesimistas, las nuevas direcciones percibe a los medios sociales más como un tema de comunicación corporativa que de marketing, mas aún cuando el cambio pasa por la reputación de los integrantes de los Consejos en lugar de por puros procesos operativos y queda claro que incluso la Comunicación Corporativa se torna institucional. Aquí entra en juega la metodología entonces.

Metas y objetivos institucionales, antes del plan de acción. En general, para un plan de marketing en medios sociales, su definición comienza con un vender mas y mejor de forma comprobada y alcanzar tales o cuales horizontes de participación que se puedan medir y monitorizar. Las metas corporativas en Social Media son de otro calado, involucran mucho mas que reposicionamiento, visibilidad y escucha; alcanzan a RRHH, a Operaciones, a Producción. Y es en lo Institucional, en la capa mas conceptual y menos comercial de la empresa donde están las metas a fijarse para los directivos. Repensar valores, equilibrar la velocidad de las redes y de la gestión, comunicar desde el compromiso.  Renunciar a ser un geek a la vez que una comunidad digitalizada respete su voz desde la gestión. Diseñar una marca personal que se articule flexible pero claramente con la marca institucional. Esto es generalmente un buen norte a fijar.

Recursos: ser realista en la inversión de tiempo. ¿Hace falta aclarar que recursos significa pura y exclusivamente horas? Presuponiendo que será eficiente en la gestión del tiempo -suyo y de los suyos- debería tener en cuenta que conceptos como calendarización, continuidad e historicidad van a ser la clave en su planificación. Antes de nada, se debe contar con la disponibilidad comprometida, en los próximos meses, durante la semana, con ventanas segmentadas durante el día.

Libro de estilo: ese contenido necesita un plan. A diferencia del contenido que genere la marca corporativa (contenido branderizado), que será en pos de ganar músculo y visibilidad, su destino lo llevará a logros mas cercanos a la credibilidad, cercanía, honestidad o transparencia. El estilo deriva de aquellas metas, su contenido necesita privilegiar el ser coherente y continuo antes que la originalidad o la diferenciación.

La Misión de un directivo es guiar la empresa y proteger su identidad, acercándose a las diferentes realidades y anticipando escenarios. Esas realidades y esos escenarios van a surgir mas claros si está predispuesto a la conversación con sus comunidades porque es allí donde están los mayores recursos de la empresa: en las personas.

Eso sí, será imprescindible que tome riesgos, que entienda las diferencias entre distintas comunidades (de regiones, de ideas, de tabúes), que abandone toda prisa por empezar a difundir cuando de lo que se trata, es de que esté disponible para conversar.

View all contributions by

Suscríbete al blog

Copyright @2008-2024 Armando Liussi Depaoli