≡ Menu

ranking, mentiras y tuiteos de Klout

ranking mentiras y tuiteos de klout¿Falta alguien mas para enfadarse con Klout?

En los últimos 30 días se han superado con creces la cantidad de posts escritos sobre Klout, generalmente, contrarios a esta plataforma de rankings. Ya en el recorrido del trimestre anterior se había notado el malestar con una plataforma que se autodefine como el indice natural de reputación digital pero que vive cambiando su definición de conceptos y su mismo algoritmo, desconcertando a propios y ajenos.

Desde hace unas semanas (como puede verse en la gráfica de Google Insight) se agudizó la mención negativa de Klout dado que rompía la frontera de la intimidad al medir indices de quienes no están dados de alta en Klout (es el caso de Sonia Ries y su hijo en Facebook).

Para terminar de empujar (o dejarse caer) al vacío, SocialMediaToday comentaba en Lies, Damned Lies and Klout Lies y posts similares lo que mas humildemente suelo mencionar: una vez que en Klout das de alta una determinada red, comienza un tracking sobre ti que no cesará aunque des de baja esa red en tu Klout

En clase lo explico con un ejemplo propio: mi cuenta profesional de Flickr me resulta útil como repositorio pero no creé ni gestiono una comunidad alrededor de esta (como puede hacerlo alguna fotógrafa 🙂 que lo usa como centro de difusión). Cuando quité Flickr de Klout el índice no varió, sin embargo al añadirla si lo hizo e inmediatamente (a la baja, aclaro)

El problema de usar Klout solo en su indice lo exponía con absoluta claridad @VictorPuig

Tener el Klout por las nubes está muy bien, tener los pies en el suelo está mucho mejor: conseguir las dos cosas es propio de buen twitero

Una y otra vez, desde que la automatización existe como concepto cultural aceptado, creemos que hablamos de recortes de libertades y poder de decisión a manos de un diabólico robot cuando nos devuelve una imagen que no nos gusta. Decimos que deshumaniza cuando nos cataloga de forma algoritmica. Pretendemos que la cuantificación sea cosa de las aplicaciones y la cualificación, cosa de personas, a pesar de la web semántica y sensorial.

Tres usos no comprometedores de Klout

1. Estrategia de marca personal
Olvídate de tu indice, céntrate en tu Klout Style y en las variaciones gráficas en el tiempo, sumando las redes que te sean significativas (mas allá de Twitter)

2. Comparar actividad de cuentas institucionales
Puede darte pequeños guiños sobre tácticas efectivas al cruzar esta información con las acciones llevadas a cabo. No se trata de «ciencia exacta» sino de «acercamiento en 1 minuto»

3. Identificar y contactar a personas influyentes
La mas discutible en cuanto a fiabilidad, pero sin duda es un buen comienzo cuando quieras invitar a participar a especialistas o networkers. Otra vez, herramienta al vuelo.

Klout, de la misma que cualquier otro ranking se basa en variables y procedimientos arbitrarios pero lo que resulta molesto para unos y otros no es que el culpable sea un algoritmo sino que no haya tabula rasa, que la tabla no sea pública y que la tabla no se mantenga en el tiempo. A pesar de eso nos sigue permitiendo acercarnos a perfiles específicos de una manera acelerada, medir nuestras acciones y su repercusión gráficamente y poder tener un baremo mas al que atender cuando queremos medir nuestra presencia.

Si nos esforzamos en parecer buenos, terminaremos condenados a serlo decía Borges. Solo por ello vale la pena centrar la herramienta donde corresponde.

Por lo menos mientras sea una Beta, sea gratuita y no tenga una declaración pública y abierta de como proceder


Post relacionados con Klout:


View all contributions by

Suscríbete al blog

Copyright @2008-2024 Armando Liussi Depaoli