≡ Menu

Devuelveme mi nombre

Al calor de las decisiones de Google de imponer que los usuarios usen sus nombres reales (ah… el del DNI), el anonimato vuelve a ser el tópico en discusión. Se le suma Randi Zuckerberg,  con genialidades como ”Pienso que las personas se ocultan detrás del anonimato y tienen la idea de poder decir lo que quieran detrás de esta puerta cerrada” . 100 % nativa digital, seguramente 

Tanto Facebook como Google (Eric Schmidt ya había advertido sobre lo peligroso para los gobiernos sobre este anonimato) son conscientes de proponer puertas al mar, aunque sean loables los fines sociales y abundantes los fines políticos y comerciales. Es innecesario decir que la obligación de un nombre digital único y permanente se enfrenta a la cultura de libre expresión en Internet. Inútil, por otra parte.

En este contexto ¿como construir una marca personal mas allá del DNI? ¿Como crear un seudónimo que logre ser mas conocido que tu mismo nombre REAL?

Mas allá del debate hay algunos puntos que te pueden servir para comenzar a trabajar tu alias:

  • Una marca es ante todo, una idea
  • Esta idea es menos compleja que la realidad

Ejemplo: mandomando es la idea pública y bidimensional de Armando Liussi, el del DNI :)

  • Esa idea o visión es individual, es la mirada del otro
  • Gestionar una marca es trabajar por hacer homogénea la visión mayoritaria

Una reputación está consolidada mientras se mantenga estable y continua

  • Una marca igual que una persona tiene carácter, expresión y valores
  • Todos somos una idea en la imaginación de los otros
  • Todos somos -digitalmente- lo que los otros -la Red- dice que somos
  • Todos tenemos seudónimos, el nombre real es un seudónimo convenido con el Estado
  • Las marcas anónimas inspiran imágenes que no envejecen
  • Las marcas gozan de poder renacer una y otra vez
  • Los seudónimos representan varias caras mas que ocultar solo una

Y por último, ya es hora de admitirlo: lo importante de las marcas no está en nuestros cerebros ni en nuestros corazones. Las que nos marcan no se piensan ni se aman: son el hormigueo en el estómago antes de cada conversación.

View all contributions by

En comunicación estratégica desde 1994 y en marketing digital desde 2001. Dirijo Incúbame, dos postgrados, doy clases en Deusto, Inesdi, UPF, Barcelona Activa, CEF y mi Academia en línea. He disimulado como presentador en TV y ejercido como portavoz corporativo. Y seguimos :) Si no fuera tan malo jugando a las escondidas, me hubiera hecho espía. Pero lucho por la comunicación con transparencia en las instituciones, con el foco en la gestión de la conversaciones en los medios sociales. +info Perfil | Twitter | Linkedin

Copyright @2008-2022 Armando Liussi Depaoli