≡ Menu

103 formas de ser un hipócrita digital (III)

Miente, miente … el mundo digital te encontrará

Thor branding hipócrita digital socialmedia fake

Ha llegado al fin el día de publicar este post.

La tercera y última parte de las 103 formas de ser un hipócrita digital, también conocido como Crónicas de un borde 2.0 gracias a Luis Jones y a Francesc Salvador.

Tocaba cerrarlo ya pero como dicen que segundas partes nunca fueron buenas, hemos trabajado para que cada uno de los tres episodios tuviese su identidad; y por ello mismo este también la tendrá, y de ahí la espera.

Si el primero trató de el hipócrita en internet en toda regla y el segundo del borde 2.0, este tercero llevará entonces el papel del … mercenario digital.

Así que sin anestesia ni nada más, allí vamos.

Como convertirte en un mercenario digital

  1. Correcto, HTML no es la abreviación de Hotmail. Ve y predica que sabes lo que es un correo caliente
  2. Buscando ligar, descubres tuither o algo así. Escribe un memo para que tu asistente te lo explique (seguro que lo usa para ligar también)
  3. ¿140 caracteres? No te asustes: envía a tu crack de IT a por un teclado con más teclas. O que te instale uno más como esclavo 🙂
  4. Bien, ya estás en Twitter. Ahora empieza a buscar con quien ligar
  5. Parece un agobio pero completa tu perfil. Una foto en tu piscina vale. Megacrack en la bio, también
  6. Haz que tu Community Manager te instale bien el Twitter si después de una semana no te sigue nadie
  7. Tu CM te recomienda que escribas algo para empezar y que sea interesante. Deléga la tarea de hacerlo.
  8. Puedes arrepentirte y descartar la idea ¿como vas a escribir si no hay nadie que te aplauda? Envía una circular para que toda la empresa te siga en Twitter
  9. Tu CM te recuerda que habías bloqueado el acceso a redes sociales. Dile que habilite un acceso a http://twitter.com/soyuncrack
  10. Ya tienes seguidores, ahora empieza a escribir. Todos tus empleados estarán encantados de leer qué es lo que comes entre horas
  11. Haz hecho 15 tuits seguidos y nadie te ha felicitado. Tal vez deberías tuitear más seguido
  12. Pasas 90 días sin tuitear y toca reconocer la verdad. Que ya eres todo un veterano. Añade Twittero profesional en tu perfil de LinkedIn
  13. Pon en marcha tu estrategia para enseñar tu conocimiento al mundo: como Gurú que eres, no sigas a nadie. Como jefe que eres, encárgaselo a tu asistente, a tu CM y a tu DirCom que te escriban 10 tuits al día y que te los envíen por Hotmail
  14. Ahora que empiezan a sumarse seguidores, plantéate escribir un libro sobre tu éxito. Llama a imprenta. Si el dueño de ésta te comenta que está en Twitter: dá por sentado que es seguidor tuyo
  15. Tu CM te recomienda hacer algunos follows. Ok, empieza a seguir a todo el mundo. Actúa de la misma manera en Facebook, Xing, LinkedIn, Viadeo … muy 360º
  16. Tu timeline ahora si tiene mucha vida, pero no hablan de tí. Tranquilo. Que sigas a muchos no significa que debas leer a nadie
  17. Piensa en Roberto Carlos: “Yo quiero tener un millón de followers y así mas fuerte poder hablar (de mi)”. O mejor aún, en Andrés Calamaro. Puede que no te gusten sus canciones pero es tu modelo en Twitter
  18. Buf, como cuando Calamaro se fue de Twitter. Pues mejor ¡Usa su imagen! Seguro el sigue usando el avatar de Bob Dylan en MySpace
  1. Si alguien te menciona que es imposible que leas un timeline de miles de personas, responde que se trata de organización y de hacer uso correcto de la tecnología. Recuerda bloquear a aquellos que te hacen esas preguntas
  2. Haz que tu CM y tu Dircom usen sus cuentas para atacar a tus detractores. Permite a tus empleados followers hacer lo mismo. Y chequea que lo hagan
  3. Haz de tu ego el eje de tu discurso en los social media. Di “No soy narcisista, es que no tengo defectos”
  4. A estas alturas ya habrás sumado a todos tus empleados al feisbuk:Os quiero, me quiero, nos queremos, pero yo mas”. Házla tu frase de cabecera en FB
  5. Tú si sabes mezclar negocios y diversión en Facebook, pero tus empleados no. Recuerda revisar continuamente sus muros
  6. Verifica con tu abogado que escribirle tonterías a tus emplead@s en el muro no es acoso. Si te dice lo contrario, blindate legalmente y despide a tu abogado
  7. Postea lacónicamente en Foursquare, ya es suficiente con que el mundo disfrute de tus interesantes desplazamientos
  8. Sabes que sí: postear “Estoy en la T4” es de gran interés para tu timeline. No hace falta que indiques nada mas
  9. Si sufres fatiga de Foursquare, programa los tags aunque no vayas, pero no dejes de publicarlos
  10. Ahora que haz descubierto las redes de lujo, ya puedes borrarte de Facebook, Twitter, Foursquare y eso de Gowalla.
  11. Ok, ya te han echado de la red de lujo. Se lo pierden, hay más redes de élite. Pregunta vía Twitter
  12. Claro, te habías dado de baja en Twitter: dile al de IT que recupere el backup
  13. Despide al de IT que perdió el backup de Twitter
  14. Llama a los medios para decir que vuelves a Twitter. Si ninguno te hace caso porque no eres Calamaro, publícalo en tu intranet 🙂 🙂
  15. Si todo falla, se hábil y usa tus recursos corporativos: imprime el anuncio en tu revista interna. Contacta con tu imprentero por HTML o por Hotmail

 

View all contributions by

En comunicación estratégica desde 1994 y en marketing digital desde 2001. Dirijo Incúbame, dos postgrados, doy clases en Deusto, Inesdi, UPF, Barcelona Activa, CEF y mi Academia en línea. He disimulado como presentador en TV y ejercido como portavoz corporativo. Y seguimos :) Si no fuera tan malo jugando a las escondidas, me hubiera hecho espía. Pero lucho por la comunicación con transparencia en las instituciones, con el foco en la gestión de la conversaciones en los medios sociales. +info Perfil | Twitter | Linkedin

Copyright @2008-2021 Armando Liussi Depaoli