≡ Menu

Querida Marca … se acabó

{ 7 comments }

Querida Marca,

Siento tener que escribirte esto, así, en una carta. Traté de llamarte, de hablar contigo, pero mis llamados no tuvieron respuesta.

No hay manera fácil de decir esto.

Se acabó.

Entiéndeme por favor, no eres tú … soy yo.

Bueno, sí, tal vez eres tú.

Simplemente no me siento … apreciado. Parece que nuestra relación es todo Tú, Tú y Tú. Hubo un momento en que estaba bien con eso, incluso me gustaba. Hemos tenido algunos buenos momentos hablando (de tí, claro), como cuando nos reíamos de ese anuncio tan gracioso donde estabas (tú) … o cuando vi tu valla en la autopista. Iba conduciendo con unos amigos, hacía bastante calor. Estuvimos hablando de tu valla un buen rato.

Pero he cambiado.

Necesito más.

Y, bueno, es que estás atascada en el pasado. Nunca hemos “hablado” en realidad, ¿me entiendes?. Mis horarios son una locura y no tengo tanto tiempo como antes de hacer las cosas que te gustan. Ya sabes: ver televisión todo el tiempo o leer periódicos. Está bien de vez en cuando, pero tengo también otros hobbies, nuevos intereses. Sé que no te gusta la cantidad de tiempo que paso en la web y en las redes sociales, pero no se trata (todo el tiempo) sólo de ti.

No me gusta hacerte daño, pero he conocido a alguien más … a otra. A otra marca.

En serio, no tenía intención que sucediera. Nos conocimos online -en una red social- y, al principio, sólo de vez en cuando, charlamos. Nos reimos. Pero entonces pasó algo …. Conectamos.

Esa es la cuestión: estamos conectados. Ella me hablo de sí misma, compartió conmigo sus historias, información divertida e interesante. Y luego, quiso conocerme. Sí, ella a MÍ! … verás, no todo fue sobre ella. Me escuchó, se preocupó, me contestó, me preguntó. Puede que te sorprenda que te lo diga, pero simplemente, me hizo sentir bien, que valía la pena. Estaría mintiendo si te dijera que eso no significaba nada. Ella me ganó con un “Hola, ¿cómo te puedo ayudar?

Contigo siento que la relación siempre ha sido unilateral y sólo te preocupabas por una cosa: qué podía hacer por tí.

¿Y yo que? ¿Qué hay de lo Yo quiero? ¿Qué hay de participar en las cosas que a mí me gustan, eh?

Te defendido frente a todos mis amigos. Cuando hablaban mal de ti, traté de serte fiel. Ni siquiera estabas allí para defenderte. Me sentí un inútil.

Así que este es el adiós. Espero que lo entiendas. Que necesitaba más de tí de lo que tú estabas dispuesta a dar.

Espero que todavía podemos ser amigos.

Bueno .. tal vez no.

Un abrazo,

Tú ex cliente

PD: Esto no tiene nada que ver con tu silencio cuando te pregunté si tenías algo mas que un manual en Chino mandarín mal traducido.


Traducción del épico post de Xan PearsonDear brand its over. Thanks Xan!


Suscribirse al blog


Ponte al día!

Únete a miles de suscriptores que reciben todas las actualizaciónes del sitio via email, completamente gratis!

View all contributions by

Comunicador, vinculado a la comunicación corporativa desde 1994, mi carrera ha sido lineal en este campo. Mi pasado estuvo en grupos de empresas como Belden, Techint, Longvie, Computer 2000 y Carrefour. He disimulado como presentador en TV y ejercido como portavoz corporativo. Si no fuera tan malo jugando a las escondidas, me hubiera hecho espía. Pero lucho por la comunicación con transparencia en las instituciones, con el foco en la gestión de la conversaciones en los medios sociales. +info personal | profesional | blog

  • Mauricio Disilvestro 26/03/2011, 11:54

    excelente… me hace recordar la canción de la Lupe: Teatro!

    • Mando 26/03/2011, 12:30

      Jaja, que genial, buenísima comparación XD

  • Inés 26/03/2011, 15:47

    Bonita forma de expresar una gran realidad. La comunicación ha cambiado y las marcas que no sepan dialogar, contestar, estar ahí para sus usuarios, los perderán.

    Un saludo

    • Mando 27/03/2011, 14:54

      Sí, puede que algunas marcas sigan confundiendo amor con estar en celo 🙂
      Gracias por el comentario Inés!

NewsLetter

Copyright @2015 Armando Liussi Depaoli | Sketch, Development & Implementation Ariel Brailovsky
compartidos