≡ Menu

La enésima diferencia entre táctica y estrategia

Táctica es astucia, estrategia es cálculo. Táctica es reacción, estrategia es planificación. Táctica es la apuesta del ahora, en caliente; estrategia es la apuesta del ayer, en calma.

Estrattegia es hacer apuestas

Estrategia. Siendo tan fácil separar Estrategia de Táctica ¿a qué viene la confusión continua?. En parte, a una vieja y mala traducción o bien, a que los idiomas latinos están hechos de luces y sombras, de tonalidades suaves en los significados. El mundo de los sinónimos abraza a estas lenguas y las llevan a jugar con texturas de lenguaje y de razonamiento.

Mas que una crítica negativa, una opinión llana; en otras lenguas resulta mas fácil lograr la exactitud de un concepto aunque es en esas lenguas donde perdemos la flexibilidad, la tersura de amoldar sentimientos a las definiciones. Idiomas donde el “es” resulta mas estático que nuestro “está siendo“. Lo que lleva a la cultura de la comunicación, a nuestra forma de expresarnos. Usar sinónimos nos lleva a pensar en parecidos, a no ser rígidos en la separación de conceptos y de vocablos, lo cual, llegados al punto de reservar los recursos agotables y poner miras a un objetivo, nos abandona en un adaptar la práctica a la teoría, invirtiendo la lógica

Es algo que excede a los negocios. Con armar una cena para muchos amigos (usualmente considerada una meta cuando es meramente una acción) ya necesitamos tener un plan y ese calendario de eventos, hitos, consumo de recursos y tareas a implementar necesita de una apuesta intelectual, técnica o estadística que la sustente. Por ejemplo, que “los chorizos estarán listos en 25 minutos” es una apuesta basada en la experiencia (ahora, si los quieres comer pronto, crudos y quemados, allá tú). “Disponer de 10 entrantes distintos” es una apuesta con una base estadística, siempre hay un microsegmento por descubrir (neo-veganos, kosher, hipsters varios). Hasta aquí el #foodporn (odiando la practica de postear fotos de jamones y gintonics se puede apreciar el esfuerzo que hago en retener mi ira hablando de comida. Ya lo dije una vez, si no puedes vencerlos, invítalos a un sacarle una foto al bocata)

Back to business. La estrategia es justamente esa apuesta que antecede al Plan. Es la que lo nutre, es la que nos hará merecedores del aplauso, el deseo o la envidia si todo sale bien y el desprecio y el éxodo social si sale mal :). Un apuesta lleva implícita la posibilidad del fracaso. La estrategia es apuesta. El plan es simplemente poner en un calendario esa estrategia.

Apuesta tactica

Si entramos en tema de cultura de negocio, la cosa se simplifica en métricas efectivas (KPI) pero se complica en incertidumbre de éxito. En tu supuesta cena anterior ninguno de los comensales desearía comer algo en mal estado, ni que la noche saliese mal.

En temas de negocio, tu competencia desea que fracases donde ellos intentan alcanzar una misma meta común. Si ambos tenéis el mismo plan, obedeciendo a una misma apuesta estratégica y con la misma cantidad de recursos, entramos en tablas, en una proyección de empate  que solo puede cambiarse gracias a los ejercicios tácticos. Es decir, nuevas apuestas. La experiencia en el terreno, la innovación de pautas, la creatividad aplicada o la astucia en la negociación aparecen aquí como fuerzas que desequilibran el empate. Confiar en estas fuerzas para gobernar un proyecto es un error de método (así salen después las barbacoas). Éstas son, sin embargo, fuerzas mencionadas repetidamente en emprendedores y Pymes al preguntar sobre el modelo de negocio, las fuentes de ingreso o, ya en temas digitales y de Socialmedia, como se curan contenidos, como se gestionan las incidencias, cual es el diferencial frente a la competencia y donde está el alma de la estrategia y corazón del plan.

En las guerras frías de estrategias paralelas, ganan terreno los tácticos. Pero si uno quiere ganar terreno siendo pequeño, tiene que innovar en la apuesta, en ver el mundo desde otra perspectiva, pensando lateralmente, viendo servicios en productos, personas en los perfiles sociales y relaciones en las bases de datos. Y ahí, haciendo la apuesta, trazar un plan para ponerla en juego sabiendo que otros tantos intentarán alcanzar la misma meta o una que la supere, usando una estrategia alternativa que esperan venza a la nuestra. Por eso es necesario pensar en largo y en corto, pero primero en largo.

Las dos, estrategia y táctica, son apuestas hechas por nosotros, los cobardes de un pasado que queremos sentirnos los valientes del futuro porque acertamos con los resultados del presente. Pero ello solo será posible si entendemos donde está la meta y cuando y como vamos a conseguirla.

¿Pata o pechuga?

PD: próximo post, “La enésima diferencia entre marketing y comunicación”


Mientras tanto puedes pasarte por:

  1. “-Doctor ¿que tengo? – Un grave exceso de KPI” (o de cuando el único remedio es diferenciar lo importante de lo urgente)
  2. Menos KPI es mas efectividad
  3. Indicadores en contexto
  4. La enésima diferencia entre control y cuadro de mando
  5. Medir métricas, decidir por indicadores (KPI)

View all contributions by

En comunicación estratégica desde 1994 y en marketing digital desde 2001. Dirijo Incúbame, dos postgrados, doy clases en Deusto, Inesdi, UPF, Barcelona Activa, CEF y mi Academia en línea. He disimulado como presentador en TV y ejercido como portavoz corporativo. Y seguimos :) Si no fuera tan malo jugando a las escondidas, me hubiera hecho espía. Pero lucho por la comunicación con transparencia en las instituciones, con el foco en la gestión de la conversaciones en los medios sociales. +info Perfil | Twitter | Linkedin

Copyright @2008-2021 Armando Liussi Depaoli